Calidología Blog sobre calidad y gestión en organizaciones sanitarias

Resumen y vídeos de la I Jornada Calidad que Evoluciona, un foro sobre innovación en la gestión de las organizaciones sanitarias

“La locura es hacer lo mismo una y otra vez de nuevo y esperar resultados diferentes”. Esta frase, que se atribuye habitualmente a Albert Einstein (aunque hoy en día su autoría está en duda), resume a la perfección el hilo conductor de las experiencias que el pasado 1 de junio pudimos conocer en la I Jornada Calidad que Evoluciona.

Profesionales de la sanidad pública andaluza y expertos en calidad desfilaron por el escenario del salón de actos del Hospital de Antequera compartiendo reflexiones e iniciativas que tenían como hilo conductor la innovación en los modelos de gestión de la calidad como punto de partida para resolver los problemas de los sistemas sanitarios. Audacia, transparencia y compromiso con la mejora continua, nadando a contracorriente respecto a la cultura del “siempre se ha hecho así” y de la división del sistema en compartimentos estancos.

La jornada fue un espacio de reflexión y aprendizaje sobre la calidad como herramienta de gestión para las organizaciones sanitarias, que puso el foco en modelos y técnicas centrados en el valor para el paciente, que permitan mejorar la eficacia y la eficiencia del sistema sanitario. Con la premisa de que la mejora sistémica no es posible sin una visión que implique compromiso de todos los niveles de responsabilidad (alta dirección y mandos intermedios), visión transversal de los procesos y foco en las necesidades y expectativas de los pacientes.

Los pacientes como epicentro de la mejora

Visión que bien trasladaba Mercedes Jabalera Contreras, directora de Calidad y Experiencia del Paciente en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, quien fue la encargada de indicar el rumbo de la jornada, con su ponencia invitada “Los pacientes como epicentro de la mejora”. En su intervención, Mercedes presentó el enfoque utilizado en su centro y resumido en la celebre fórmula física E=mc² trasladada al campo de la gestión, donde la excelencia (E) es entendida como el resultado de la combinación de la metodología (M) con el conocimiento clínico (C) y el cliente/paciente (C). En este modelo, la perspectiva del paciente es el motor de la mejora, y la escucha activa de sus necesidades el sistema que permite personalización de la atención.

Escucha la primera parte de la jornada, con la presentación de Mercedes:

Adaptando servicios a las necesidades y expectativas de la ciudadanía

Menos es más: eliminar prácticas de bajo valor en la atención hospitalaria

El rol del paciente marcó también el tema de la siguiente mesa de ponencias, titulada “Adaptando servicios a las necesidades y expectativas de la ciudadanía”, moderada por la referente de calidad del AGS Norte de Málaga, Laura Córdoba Garrido, y que comenzó con la intervención de Mª Ángeles García Rescalvo, directora gerente del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, sobre la aplicación de recomendaciones “No hacer” en ámbito hospitalario. En su ponencia, Mª Ángeles nos recordaba los tres números que necesitamos conocer en la atención sanitaria (The three numbers you need to know about healthcare: the 60-30-10 Challenge, Jeffrey Braithwaite): el 60% de lo que se hace es útil, el 30% no aporta nada y el 10% tiene impacto negativo.

Partiendo de esta base, la gerente del Hospital Virgen de las Nieves hacía hincapié en que para la seguridad del paciente y la eficiencia del sistema es fundamental saber identificar y evitar intervenciones de “bajo valor”, así como ampliar la mirada y salir del “hospitalocentrismo”, para adoptar un enfoque comunitario y preventivo.

Gestión ‘esbelta’ que hace fluir la atención sanitaria

Asimismo, Patricia Bonachela Solás, técnica de la Unidad de Calidad del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, compartió la experiencia de este centro en la aplicación de técnicas de gestión esbelta (Lean management) para la mejora de diferentes aspectos de la atención, como la reducción del tiempo interquirúrgico, la optimización de la programación de las urgencias diferidas, la mejora de procesos como el de anatomía patológica y de degeneración macular intravítrea, y la prevención de incidentes de seguridad en cirugía pediátrica.

Aquí y ahora: mejora de los procesos con metodología Lean

El potencial de la gestión Lean ha sido también el objeto de la intervención de Carlos Míguez Sánchez, jefe de Servicio de Oncología Radioterápica en el Hospital Universitario Virgen Macarena, e impulsor de varios proyectos de mejora con una metodología que el mismo definía como una cultura o filosofía, centrada en la eficiencia y en el valor para el paciente. Para la implantación de esta metodología, Carlos destacaba la importancia de aprovechar el conocimiento de perfiles ingenieros dentro de los equipos responsables de los centros sanitarios, así como conseguir el compromiso de toda la organización, condición necesaria para que los proyectos puedan superar las barreras que separan los distintos departamentos.

Aprender desde la calidad

Como señalaba el responsable de Desarrollo de negocio de la ACSA y moderador de la siguiente mesa, Vicente Santana López, las siguientes intervenciones iban a centrarse en el valor de la calidad como antídoto contra la entropía y aceleradora del cambio necesario que permite a las organizaciones evolucionar y adaptarse a las nuevas realidades.

Mejora de la eficiencia en organizaciones sanitarias

Fernando Calderón García-Diego, director de la Escuela Lean Management, presentó ejemplos de experiencias, claves de implantación y retos del Lean Healthcare, modelo de gestión esbelta en ámbito sanitario para la mejora de la eficiencia en organizaciones sanitarias. Según Fernando, gran parte de los problemas del sistema sanitario no se deben a la falta de recursos, sino a una mala sincronización, que el Lean pueden ayudar a resolver. Este modelo se caracteriza por poner el foco en la mejora del proceso global, sin límites de departamentos o colectivos profesionales, en el valor añadido de cada actividad y en sistemas uniformes de análisis y solución de problemas.

Calidad que (r)evoluciona en atención primaria y hospitales

El colofón final corrió a cargo del director de la ACSA, José Ignacio del Río Maza de Lizana, que reivindicaba la misión fundamental de la calidad como herramienta para marcar el rumbo de las organizaciones y mejorar su eficiencia, recordando que el coste de la NO calidad puede superar el 30% del presupuesto sanitario. Sin embargo, el director de la ACSA señalaba que, para aplicar técnicas de gestión avanzadas como las presentadas anteriormente, es imprescindible trabajar primero en modelos básicos, que permitan la estandarización de la actividad a través de la definición de procesos, indicadores y procedimientos.

Talleres Kata Lean

La jornada finalizó con la celebración de tres talleres organizados por Fujitsu y centrados en el análisis y resolución de problemas de absoluta trascendencia en los sistemas sanitarios actuales. El taller “Las listas de espera… en observación”, impartido por Juan Conejo, tenía como objetivo aprender a identificar las causas raíz de las listas de espera en los hospitales y pensar colectivamente cómo resolverlas. Por otro lado, en el taller “Nunca el tiempo es perdido (en el bloque quirúrgico)”, facilitado por Ricard Carnicer, los participantes han aprendido a analizar los tiempos perdidos en esta área a través del diseño del mapa de valor del proceso y de la simulación del mismo. Asimismo, el tercer taller, impartido por Elisabeth Margarit, se titulaba “El colapso en la atención primaria, ¿es sólo un tema de recursos?” y se centraba en analizar el proceso asistencial desde los puntos de vista de pacientes y profesionales, entendiendo y analizando las curvas de estrés ambos roles, identificando cuellos de botella y valorando opciones de solución.

A continuación, os dejamos el vídeo de la jornada, con todas las ponencias: